¿Cómo afectan las minusvalías de las Afores el ahorro para el retiro de los mexicanos?

Las administradoras han registrado en 2022 pérdidas por 473.000 millones de pesos, según la Consar.

Hoy más que nunca, el futuro de los mexicanos es incierto. En lo que va de 2022, las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) han reportado minusvalías por 473.795 millones de pesos, y tan solo en septiembre fueron de 200.653 millones de pesos, según dio a conocer Iván Pliego Moreno, presidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar). “El 2022 pinta como uno de los peores años del sistema, pero nunca ha habido un año en que no haya meses con pérdidas”, ha dicho esta semana el titular de la Consar.

En términos generales, una minusvalía es la disminución de valor de los activos en los que invierten las Afores, mientras que si registran ganancias, se habla de plusvalías. Aunque la incertidumbre global en los mercados internacionales ha provocado que buena parte de las Afores de los trabajadores en México presenten el fenómeno de minusvalías, no se trata de malas noticias para los empleados, pues no en todos los casos se puede hablar de que pierdan dinero.

“Las pérdidas se dan realmente cuando tú vendes tus valores”, explica en entrevista Moisés Pérez Peñaloza , director de retiro y bienestar financiero en la firma Aon en Latinoamérica. “Quienes sí pierden son las personas que están por jubilarse o están en ese proceso, los que han optado por retirar de su Afore por desempleo o quienes han decidido cambiar de Afore, ellos sí han perdido porque han vendido o cambiado sus activos”, dice.

A primera vista, las cifras lucen muy negativas y hasta desalentadoras. En los primeros nueve meses de 2022, las minusvalías fueron por 473.795 millones de pesos, mientras que las plusvalías de 2021 fueron por 366.030 millones de pesos. Sin embargo, esto no significa que el ahorro para el retiro de los trabajadores mexicanos se esté esfumando.